Fluidr
about   tools   help   Y   Q   a         b   n   l
User / Jesús Nicolás Sánchez
Jesús Nicolás Sánchez Sánchez / 88 items

N 130 B 5.0K C 23 E Feb 15, 2020 F Mar 3, 2020
  • DESCRIPTION
  • COMMENT
  • O
  • L
  • M

Este año en las fechas en las que he visitado Gallocanta los bandos de grullas (Grus grus) han sido bastante modestos en cuanto a número de ejemplares, lo que ha facilitado en cierta medida el aislamiento de diferentes individuos a la hora de fotografiarlos, consiguiendo horizontes amplios sin otros congéneres. Esto a veces queda bien, creo yo, aunque es cierto que las fotografías de grupos si están bien compuestas tienen un gran dinamismo y naturalidad. En este caso pienso que la niebla acompaña bien a la especie, ya que inconscientemente la relacionamos con el invierno, cuando nos visita, y con el frío del norte de Europa, donde se reproduce. Esta sensación invernal y hasta inhóspita es fácil de obtener en esta laguna endorreica tan bien conservada, a diferencia de las imágenes obtenidas en las dehesas del centro y sur peninsular, donde resultaría bastante más difícil. A mí las escenas invernales me agradan y me evocan sensaciones agradables. Por supuesto mucho mejores que las obtenidas a pleno sol.

Gallocanta engancha, y aunque la distancia a mi lugar de residencia hará que no vaya todas las temporadas, seguro que no van a ser pocas las que me deje caer por allí. Recomendable cien por cien. Saludos a todos.

PD: Para los que quieran saber algo más de Gallocanta y sus hides:

cuadernodeunnomada.blogspot.com/2020/02/gallocanta.html

Tags:   Aves Fauna Grulla común Grus grus

N 671 B 48.8K C 59 E May 15, 2017 F Nov 6, 2019
  • DESCRIPTION
  • COMMENT
  • O
  • L
  • M

Bueno, pues a ver qué os parece esta otra toma mucho más próxima del mismo escribano hortelano (Emberiza hortulana) que la anterior, tomada en la misma mañana y, obviamente, en las mismas condiciones. Fondo para mi gusto también excesivamente homogéneo, lo que le da un aspecto un tanto artificial, aún no siéndolo.

Al contrario que en la otra, este posadero lo coloqué yo, aunque no era para tirar cohetes tampoco (a mí no me entusiasma); por la zona no había nada decente y creo que incluso lo recogí de la cuneta de la carretera antes de llegar al sitio pues ya sabía de la ausencia de piedras atractivas en el lugar.

Tags:   Escribano hortelano Aves Fauna Emberiza hotulana

N 74 B 6.3K C 19 E May 20, 2015 F Oct 16, 2019
  • DESCRIPTION
  • COMMENT
  • O
  • L
  • M

Mismo sitio que las dos imágenes anteriores. Un palito en vez de una piedra para incitar a las aves a posarse en un elemento conspicuo. El fondo de esta imagen me resulta mucho más atractivo que el de las anteriores gracias a ese paso suave y gradual del verde al amarillo; sin embargo, no es sencillo que este gradiente se dé, tuve suerte. Tras muchas sesiones a la collalba rubia (Oenanthe hispanica) esta fue casi la única foto que se dejó hacer. Llevaba ceba, así que en algún sitio, a no más de 100 o 200 metros, debía tener un nido.

De la imagen destaco mi metedura de pata en el encuadre. No es que sea muy grave, pero tiene muy poco aire por debajo, y con lo que tiene por arriba habría sobrado para mejorarlo. En fin, especie que tendré que seguir intentando la próxima temporada.

Tags:   Collalba rubia Aves Fauna Oenanthe hispanica

N 449 B 42.9K C 46 E May 1, 2019 F Mar 18, 2020
  • DESCRIPTION
  • COMMENT
  • O
  • L
  • M

Mi amigo, el propietario del hide desde el que están tomadas estas imágenes, que son, sin duda, mérito suyo, dice que cuando las avutardas (Otis tarda) se plantan de esta guisa parecen indios cherokees. Le doy todo la razón y desde entonces, cada vez que veo a un macho engalanado con las plumas de su cola enhiestas me digo para mis adentros:

- Ahí va un jefe cherokee".

Tras varios minutos haciendo la rueda a escasos metros de distancia, repliega el llamativo display de sus plumas blancas y se pavonea ufano mientras las luces de la mañana van perdiendo calidez.

Pero volvamos a su complicada situación poblacional. Si en la anterior fotografía veíamos por qué la actividad humana es la principal responsable del declive actual de estas enormes aves, hay que decir que no ayuda en nada de cara a su conservación un par de cuestiones que atañen a su ciclo reproductor. Todos nos preguntamos por qué, aun teniendo en cuenta las graves perturbaciones humanas que señalábamos en la anterior fotografía, no repunta después de 40 años de protección y habiendo extensiones tan enormes de agroestepas. Pues porque a esas perturbaciones se suma la bajísima productividad reproductiva que presenta la especie. Eso parecen indicar ciertos estudios realizados en algunas de las poblaciones españolas mejor conocidas, en donde se ha estimado que de media un pollo viene alcanzando la edad adulta cada ... ¡¡¡diez años!!!, lo que realidad supone una verdadera sangría. Si tenemos en cuenta que cada ejemplar adulto suele vivir en estado salvaje entre 10 y 15 años, y que las hembras ponen solamente entre uno y tres huevos por temporada, las cuentas no ayudan para que la tasa de reposición sea positiva. Esto explicaría por qué los números de algunas de las subpoblaciones tienen tendencias regresivas, mientras que en otras difícilmente mantienen su estabilidad numérica.

Al igual que en el caso de los osos pardos, los quebrantas y otras muchas especies, las jóvenes avutardas hembras tienen tendencia a establecerse como reproductoras en la zona donde han nacido, lo que se conoce en zoología como "filopatría". Esta característica dificulta en todas estas especies, incluida la avutarda que nos atañe ahora, la dispersión y colonización de nuevas áreas, reproductoras y pone en peligro a la propia especie al concentrarse en núcleos cada vez más concretos. Cualquier factor que afecte a estos núcleos (enfermedades o afecciones humanas) afecta al grueso de la especie, y la puede dejar en una situación crítica.

Obviamente los machos de esas especies suelen ser los elementos dispersivos para evitar la consanguinidad con las hembras filopátricas. Ejemplos de estos hay a cientos: lobos macho que llegan a la provincia de Valencia, osos macho que se acercan a Sanabria, la sierra de la Culebra o a escasos km de Oviedo, o linces macho que se pasean por León y hacen turismo por el norte de Portugal, por ejemplo algunos ejemplos.

Una vez sabidas todas estas cuestiones que afectan a las poblaciones de avutarda nos explicamos un poco mejor por qué están en la situación en la que están. Por eso, tenerlas delante a escasos 30 metros de distancia e incluso a menos de 10 metros sin que ellas sean conscientes, presentando comportamientos naturales resulta ser un verdadero privilegio para cualquier naturalista. Me gustaría llegar, tras el confinamiento, a las postrimerías del presente celo que ya se inicia, pero reconozco que soy muy pesimista al respecto. Imagen muy similar a la primera que expuse, pero me gustan más las luces y el entorno en esta.

Saludos a todos.

Tags:   Aves Fauna Avutarda Otis tarda

N 512 B 50.4K C 63 E May 1, 2019 F Mar 16, 2020
  • DESCRIPTION
  • COMMENT
  • O
  • L
  • M

Intentaré añadir una imagen cada día de estos en las que otro bicho invisible nos tiene encerrados en casa, como bien propone Julíán Fernández.

De la temporada pasada, en la que tres amigos pudimos dedicarnos bastante a esta especie tan espectacular. Ya en marzo comenzamos los preparativos, instalando un segundo hide provisional de madera en un área bastante cercana a casa -a unos 10 km- con el permiso del propietario de las tierras de labor. En esta zona no pude tomar más que imágenes lejanas. La única vez que se me acercaron a buena distancia fue anocheciendo ¡¡las muy capu...!!, lo que me obligó a quedarme en el interior del minúsculo hide hasta bien entrada la noche; las veía llegar y yo cruzando los dedos: iros, por favor, no os quedéis, ahora no, nooo, nooooo. Pues sí, se quedaron seguro que para fastidiarme. Tuve que salir a cuatro patas para que no detectaran mi presencia junto al hide.

No fue hasta la segunda quincena de abril y comienzos de mayo que mis esfuerzos dieron sus primeros frutos decentes en el primero de los hides, mucho más lejano de casa. Este hide es un habitáculo fijo instalado ya hace unos cuantos años por nuestro amigo de la zona, así que los ejemplares que se mueven por allí están de sobra acostumbrados a pasar junto a él. De otra manera es muy difícil conseguir algo cercano de las avutardas (Otis tarda), animal desconfiado donde los haya. Esta mañana fue memorable, por fin me hicieron la rueda delante, tras seis mañanas de llegar al hide de noche, con los pies completamente mojados por el rocío, más otras tres tardes intentándolo en el primer hide hasta el anochecer.

Mereció la pena, tener a estas bestias delante a escasos metros es una experiencia que espero estar a tiempo de poder repetir esta temporada, aunque las cosas se nos pueden complicar con todos los acontecimientos que están sucediendo. Vuelvo a cruzar los dedos otra vez; parece que los cruzo para todo, para que vengan, para que no vengan, ...

... para volver. Saludos a todos.

Tags:   Aves Fauna Avutarda Otis tarda


5.7%