Fluidr
about   tools   help   Y   Q   a         b   n   l
User / SINDO MOSTEIRO
Sindo Mosteiro / 4,737 items

  • DESCRIPTION
  • COMMENT
  • MAP
  • O
  • L
  • M

Lo que abarcaba su vista le dejó encantado. El valle ascendía en suave pendiente, extendiendo ante los pazos toda la lozanía de su ladera, más feraz. Viñas, castañares, campos de maíz granados o ya segados y tupidas robledas se escalonaban, subían trepando hasta un montecillo, cuya falda gris parecía al sol de un blanco plomizo. Al pie mismo de la torre, el huerto de los pazos semejaba verde alfombra con cenefas amarillentas, en cuyo centro se engastaba la luna de un gran espejo, que no era sino la superficie del estanque. El aire, oxigenado y regenerador, penetraba en los pulmones de Julián, que sintió disiparse inmediatamente parte del vago terror que le infundía la gran casa solariega y lo que de sus moradores había visto.

Emilia Pardo Bazán (1851-1921), Los pazos de Ulloa, 1886.

MÚSICA: JOHN PLAYFORD [1623-1686] - An Italian Rant [La Mantovana] de The English Dancing Master (1651), interpretado por Les Witches.
youtu.be/nPL2FXqVc9M

  • DESCRIPTION
  • COMMENT
  • MAP
  • O
  • L
  • M

Mimos, altiveces, risas y silencios de pazos ahondan y decoran a cada paso los caminos de Arosa. Las hojas secas y las arenas he aquí dos expresivos y fugaces símbolos de Arosa menor que resonancias del pasar de los vientos. Son formas de vejez, de despedida de ciclos. Sólo les queda, como a las hermosas decadencias, la fina y decantada sensibilidad. Pensemos en los arenales y tómbolos de La Toxa y San Saturnino. Muchas grises pupilas de tarde contribuyeron a formarlos. El viento verde del pinar en ellas se vuelve mágico, dibujando en la arena, como los pitagóricos, sus imposibles ecuaciones, sus conceptuales fórmulas desnudas como bañistas. El pinar consuela a las dunas, las envuelve en su oscura voluntad y celebra, cortesmente, las frías pompas de las hojas secas, como el romántico joven halagaba distraído las dulces manías de la abuela aún "Luis XV".
(...) A veces, toda Arosa es una pupila. Una lágrima puede llenarla y en su óptica maravillosa jugar a los adioses las villas de las altas cristaleras de viento, los muelles sólo animados por el calor de los pies desnudos, los "pazos" y sus ventanas asombradas de la fuga de los días y las palomas (...)".
Suavemente ordenan su intención callada los tómbolos y la isla libre se rinde al sueño y encanto de la arena. En los deltas, las claras aguas quieren acompañar su canto al ritmo poderoso de la marea, en la que se funden como las voces de los niños en el cósmico coro. No falta el ascético peñón y su aforística de lo contingente de las ondas y las estelas.
La isla femenina, sirena, siempre en trance de despertar del sueño y cristal marino al goce de la luz, ensaya el pinar, la aldea, el muelle, dudosa entre ambas orillas.

Ramón Otero Pedrayo, "Arosa en el recuerdo", en Vida Gallega, marzo de 1958.

MÚSICA: JOHN PLAYFORD [1623-1686] - Schottisch Tanz (The English Dancing Master, 1651), interpretado por Les Witches.
youtu.be/rP-0X95Wu5I

  • DESCRIPTION
  • COMMENT
  • MAP
  • O
  • L
  • M

Angulo eterno

Dedicatoria especial a Filín

Angulo eterno,
la tierra y el cielo.
(Con bisectriz
de viento.)

Angulo inmenso,
el camino derecho.
(Con bisectriz
de deseo.)

Federico García Lorca (1898-1936).

MÚSICA: Ludovico Einaudi - Night
youtu.be/k9NM-yK1C2I

  • DESCRIPTION
  • COMMENT
  • MAP
  • O
  • L
  • M

A LA DIVINA PROPORCIÓN

A ti, maravillosa disciplina,
media, extrema razón de la hermosura
que claramente acata la clausura
viva en la malla de tu ley divina.
A ti, cárcel feliz de la retina,
áurea sección, celeste cuadratura,
misteriosa fontana de mesura

que el universo armónico origina.
A ti, mar de los sueños angulares,
flor de las cinco formas regulares,
dodecaedro azul, arco sonoro.
Luces por alas un compás ardiente.
Tu canto es una esfera transparente.
A ti, divina proporción de oro.

Rafael Alberti (1902-1999), Poemas del destierro.

MÚSICA: Francis Poulenc - Trois Mouvements Perpétuels
youtu.be/fsHbUlc6wzU

  • DESCRIPTION
  • COMMENT
  • MAP
  • O
  • L
  • M

Las Horas van febriles, y en los ángulos
abortan rubios siglos de ventura.
¡Quién tira tanto el hilo: quién descuelga
sin piedad nuestros nervios,
cordeles ya gastados, a la tumba!

César Vallejo (1892.1938)


0.1%